46 migrantes muertos y 16 aún vivos en el tráiler de la muerte en Texas

Al menos 46 migrantes fueron encontrados muertos en la parte trasera de un camión con remolque en San Antonio, Texas, de acuerdo con declaraciones de un oficial federal.

Los rescatistas sacaron a otras 16 personas del vehículo y las llevaron para recibir tratamiento médico, dijo el funcionario, que habló bajo condición de anonimato para proporcionar información preliminar.

Aunque no especificaron las nacionalidades de los fallecidos ni el número de menores que viajaba en el vehículo, el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, avanzó que se trataba de migrantes que habían cruzado la frontera entre México y EEUU hacinados en el camión.

 “Es una tragedia. Son 46 personas que tenían familias y buscaban una mejor vida”, dijo Nirenberg en una rueda de prensa en la que también añadió que el crimen está siendo investigado por las autoridades federales.

Varias cadenas locales de televisión y un diario de San Antonio, una ciudad a 240 km de la frontera con México, reportaron el descubrimiento, y las imágenes difundidas por la cadena KSAT mostraban numerosos vehículos de policía y de emergencias en el lugar.

Las muertes se producen en medio de un aumento en la migración a la frontera sur de los EEUU, con las últimas cifras de Aduanas y Protección Fronteriza que muestran que los arrestos de inmigrantes en mayo aumentaron a los niveles más altos jamás registrados, 239.416 arrestos a lo largo de la frontera con México el mes pasado, un aumento del 2 por ciento desde abril, según los totales.

La agencia está en camino de superar los 2 millones de detenciones en el año fiscal 2022, luego de alcanzar un récord de 1,73 millones en 2021, lo que presenta un desafío logístico y político continuo para la administración del presidente Joe Biden.

Las últimas cifras muestran un número creciente de personas que llegan de países como Turquía, India, Rusia y otras naciones fuera del hemisferio occidental. Un gran número de migrantes de México, América Central, Cuba y Haití también continuaron cruzando. El comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP) por sus siglas en inglés, Chris Magnus, advirtió recientemente sobre los peligros de los cruces ilegales.

 “A medida que las temperaturas comiencen a subir en el verano, los traficantes de personas continuarán explotando a las poblaciones vulnerables y poniendo en peligro imprudentemente la vida de los migrantes para obtener ganancias financieras”, dijo. “El terreno a lo largo de la frontera suroeste es extremo, el calor del verano es severo y las millas de desierto que los migrantes deben caminar después de cruzar la frontera son implacables”.

El incidente recordó la muerte en 2003 de 19 inmigrantes indocumentados atrapados dentro de un tráiler que se elevó a 173 grados fahrenheit (78 grados celsius) mientras conducía por el sureste de Texas. Los traficantes de personas cargaron a decenas de migrantes en el remolque del camión de 18 ruedas de un sujeto identificado como Tyrone M. Williams. Por una tarifa de 7.500 dólares, aceptó llevarlos 120 millas al norte a través de un puesto de control de la Patrulla Fronteriza.

Nunca encendió la unidad de refrigeración de su camión lechero. A medida que la gente se desesperaba, hacían agujeros en las paredes y arañaban el aislamiento, pidiendo ayuda a gritos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba