Agrohidráulica de la BUAP, fundamental para la modernización del sector primario de Puebla

Agrohidráulica de la BUAP, fundamental para la modernización del sector primario de Puebla

Para impulsar el desarrollo económico y social se requiere de un sector primario más sólido y moderno, labor que exige de profesionales responsables y competentes. Este es el cometido de la Facultad de Ingeniería Agrohidráulica de la BUAP, caracterizada por su contribución en la formación de ese talento humano, subrayó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, al presidir el Tercer Informe de Labores de Armando Ibáñez Martínez, director de esta unidad académica.

“El conocimiento debe transferirse para contribuir al desarrollo y con ese propósito estamos trabajando en la BUAP: queremos formar egresados competitivos, ofrecer soluciones a las necesidades de la población, queremos desarrollar innovaciones”, afirmó Esparza Ortiz, en dicha sesión de Consejo de Unidad Académica.

En presencia de la comunidad universitaria de Teziutlán, una de las cuatro sedes de esta facultad, el Rector celebró que el 90 por ciento de los egresados de sus tres programas académicos son empleados en un tiempo promedio no mayor a 6 meses. “Lo anterior devela la pertinencia de su oferta educativa, la calidad de su enseñanza y la vinculación que mantienen los universitarios con la sociedad”, comentó.

Con respecto a este último punto, reconoció las acciones realizadas por docentes y alumnos para impulsar el desarrollo regional, como el proyecto ejecutivo de la red de abastecimiento de agua potable para la localidad de Piedra Pinta, en Tlapacoyan, Veracruz; la producción de lombricomposta, así como de ovinos en el campo experimental de Pezmatlán, en el municipio de Tlatlauquitepec, Puebla; el apoyo a proyectos de redes de agua potable para el barrio de Xoloco de Teziutlán y de la localidad de Yopi, en Chignautla.

El Rector Alfonso Esparza Ortiz recordó que para contribuir con esta vocación social y el desarrollo de la facultad se entregaron cinco plazas de nueva creación y se mejoró la infraestructura educativa de sus cuatro sedes: en Tecamachalco, con la construcción y equipamiento de un edificio multiaulas; en Tetela de Ocampo, donde se imparte la Licenciatura en Ingeniería Agroforestal, a través del mantenimiento al laboratorio y la entrega de la malla sombra para viveros; en Teziutlán, con la remodelación y construcción del módulo de lombricomposta, el domo del pasillo central, palapas y áreas verdes, y en Tlatlauquitepec, donde se construyó un módulo ovino y la galera de maquinaria agrícola.

Por su parte, Armando Ibáñez Martínez destacó el apoyo institucional recibido por parte del Rector Alfonso Esparza Ortiz; así como el desempeño de docentes y alumnos, pues gracias a la suma de voluntades la Facultad de Ingeniería Agrohidráulica incentiva el desarrollo agropecuario regional mediante sus diversos proyectos de investigación y vinculación.