Deportes

Brasil pulveriza la quimera de Colombia

brasil

Fortaleza, Brasil.-Brasil asfixia, Brasil muerde, Brasil marca goles, Brasil sufre, Brasil vuelve a ser Brasil.
Ni de lejos es aquel del jogo bonito, pero con la fuerza suficiente para vencer 2-1 a Colombia y conseguir su pasaporte a las semifinales del Mundial de fútbol.
Con el apoyo incondicional de miles de seguidores en el estadio Castelao, los pentacampeones salieron en tromba a la cancha y en el primer tiempo borraron del mapa a la selección cafetera, considerada la mejor de la Copa antes de comenzar las hostilidades.
La táctica de Luiz Felipe Scolari surtió efecto inmediato y la verdeamarella brilló como hacía mucho tiempo no lo hacía en estas citas del orbe.
Las claves: transiciones violentas, equilibrio en el centro del campo, incansable hostigamiento para cortar los circuitos de posesión de balón de Colombia, la defensa afinada cual reloj suizo, y en especial Neymar enchufado de lleno en el partido.
Apenas tardó siete minutos la selección brasileña para tomar la ventaja. Neymar realizó un saque de esquina y Thiago Silva, solo en el área, marcó a placer en el segundo palo, para despojarse de las críticas que lo persiguieron toda la semana.
Ello por llorar al final del partido contra Chile y renunciar a tirar en la tanda de penales en ese mismo desafío.
Después de eso, los brasileños tomaron los hilos del duelo y pudieron sentenciarlo pero varias intervenciones del arquero rival David Ospina, y la mala puntería de sus delanteros lo impidieron (Fred debe ser muy amigo de Felipao porque su rendimiento deja mucho que desear).
Mientras, los James Rodríguez, Juan Cuadrado y Freddy Guarín eran meros espectadores, impotentes, en realidad ninguno pudo liderar a Colombia, que navegó a la deriva durante todo el primer período, aunque la suerte estuvo de su parte y lograron llegar al descanso con desventaja mínima.
En la segunda parte, Colombia mejoró radicalmente su actitud, Pekerman metió efectivo en ataque, y comenzaron a notarse sus aptitudes, al extremo de equilibrar el choque y colocarse con buenas opciones para al menos lograr el empate parcial.
Sin embargo, en el minuto 68, cuando peor jugaba Brasil apareció el defensa David Luiz y arrojó un tonel de agua helada sobre las calientes aspiraciones de victorias colombianas.
Luiz, de tiro libre a 35 metros, empalmó el balón con el alma y logró uno de los goles más espectaculares del Mundial, al encajar la esférica en el ángulo superior izquierdo de Ospina, una acción que, sin duda, le proporcionará temporalmente el primer lugar en el ranking FIFA al Mejor Jugador de la Copa.
En realidad -Neymar aparte-, David Luiz fue el corazón de Brasil en esta tensa jornada, cortó balones, se fue al ataque, anticipó decenas de jugadas, amén de tener el espléndido gesto de consolar al joven James Rodríguez al final del encuentro y, luego, intercambiar camisetas con el naciente crack cafetero, cual caballero inglés.
Para muchos este fue el mejor partido del Mundial, por intensidad, por entrega y por despliegue físico, aunque ciertamente faltó algo de técnica.
Y la actuación del árbitro principal, el español Carlos Velasco, puede calificarse de una de las peores del torneo, por su ineptitud para impartir justicia. Se cometieron 53 faltas, 31 de Brasil, y solo sacó dos tarjetas amarillas por bando, en las postrimerías del choque.
Colombia se retira con la frente en alto, muy en alto, tras disputar por primera vez en la historia unos cuartos de final, mientras Brasil deberá curar sus heridas para su próximo desafío, en semifinales contra la poderosa Alemania.
Para ese trascendental partido, Brasil tendrá la baja de Thiago Silva, por acumulación de tarjetas amarillas, y posiblemente la de Neymar, quien hoy salió lesionado en el minuto 88 tras recibir una falta bestial de un impotente Camilo Zúñiga, quien no recibió ni siquiera el «cartao amarelo» por tamaña agresión.
¿Actuará de oficio la FIFA como en el caso del uruguayo Luis «el vampiro» Suárez?
Brasil volvió a exhibirse como pentacampeón, Colombia hizo su mejor Mundial de la historia, aunque para el país del mejor café del mundo vuelve a ser quimera una posible victoria sobre la verdeamarella: 26 derrotas, ocho empates y apenas dos triunfos en 36 partidos.

Author Details
Somos un espacio informativo donde pretendemos acercar las inquietudes de la población a las soluciones del gobierno. Diciendo las cosas como son, Al Chile… Poblano! Al Chile… Poblano!
×
Somos un espacio informativo donde pretendemos acercar las inquietudes de la población a las soluciones del gobierno. Diciendo las cosas como son, Al Chile… Poblano! Al Chile… Poblano!

Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.