Espectáculos

Celebra BUAP Día Internacional del Teatro

DÍA INTERNACIONAL
Teatro: palabra de origen griego que servía para denotar algún «lugar de contemplación», en el devenir histórico se ha convertido en un término que denota a un vínculo primordial de comunicación dentro del desarrollo de diversas sociedades. El teatro es acción; es un arte vivo, es comunicación directa.
Este 27 de marzo es el Día Internacional del Teatro y se celebra gracias a que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lo estableció con el fin de reconocer, así como lo hacen con las ciencias, la contribución de las artes escénicas en el desarrollo de la humanidad, en el drama de la vida real.
¿Por qué se debe establecer día así?, se le preguntó a Margarito Avilez Díaz, coordinador del Colegio de Arte Dramático de la Escuela de Artes de la BUAP.
«Porque con esto se valora el hecho de que el hombre siempre tiene la necesidad de observar al otro para representarlo –al género humano- y a la vez, para representarse a sí mismo, con sus vicios y virtudes», aseveró.
Para él, el teatro ha sido una herramienta de desahogo y de manifestación que ha sobrevivido a las transformaciones sociales: «estamos a pesar de que apareció la cinematografía, los videos y la multimedia; a diferencia del cine, el teatro es un arte vivo y sigue vivo».
El teatro es drama que además de buscar la reivindicación de la sociedad pretende conseguir los aplausos del público: «en cualquier parte en donde se haga ficción a través del teatro se debe aplaudir, porque es una ficción que nace de la observación de la realidad.
Avilez Díaz indicó que actualmente el teatro denuncia, y sobre ello sostiene una tesis: «el arte dramático es un discurso alterno al oficial de la historia de los pueblos». En este sentido, el teatro responde a esas realidades.
Él sostiene que el papel del artista no sólo está definido por las líneas de sus libretos, los personajes deben trascender más allá de los recintos teatrales: «el artista debe comunicar de una manera estética; debe hacerlo a través de un discurso preciso que esté comprometido con la sociedad; debe haber un compromiso con el entorno», comentó Avilez Díaz.
No es fortuna divina el hecho de que a pesar de los pronósticos, el teatro siga latente en las carteleras y escenarios. El artista señala que la permanencia del drama se debe a que hay una necesidad humana de distracción: «el interés en percibir sensaciones, pensamientos, ideas y emociones de sus semejantes de manera directa en un círculo permanente de acción-reacción».
El Colegio de Arte Dramático de la BUAP busca la profesionalización del teatro a través de la producción de expertos «de y para» la escena. Artistas con mayor conocimiento en la dirección y actuación teatral a nivel teórico, corporal, experimental y con la incorporación de la tecnología.
Avilez Díaz concluyó:
«Actualmente se ve a un teatro que divierte, al que presenta tesis filosóficas y aquel que es de laboratorio (arte que pretende encontrar nuevos códigos de comunicación). Si unimos estas tres vertientes tenemos un teatro total: el que divierte, que educa y el que experimenta con códigos escénicos nuevos; tenemos al teatro que se debe hacer».
Para unirse a la celebración del Día Internacional del Teatro, el Colegio realiza una jornada de 14 actividades que incluye ejercicios teatrales y puestas en escena realizadas por compañías tanto de la BUAP como por grupos externos destacando las obras Fractales, el Tablero de las persianas de juguete, la Furia de Ernesto y Ernestina y como cierre la presentación de Nosotras que los queremos tanto.

Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.