Nacional

El 52% de los titulares de derechos y jefes de familia en el campo de México son mujeres

cnc

El senador Gerardo Sánchez García, presidente de la Confederación Nacional Campesina, manifestó hoy que resulta lamentable que en el campo el 55% de la población tenga más de 54 años y el 52% de los titulares de derechos y jefes de familia sean mujeres que asumen cuatro responsabilidades: como esposas, como madres, como sostén de la familia y vigilantes de sus padres.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, el líder de la CNC denunció también que la deserción escolar de niñas que terminan la primaria en el campo, supera a la que encontramos en las ciudades, por lo que se pronunció a favor de alcanzar la igualdad de género, reducir la pobreza y asegurar  la economía y alimentación de las mujeres campesinas y sus familias.

El legislador del estado de Guanajuato dijo que, acuerdo con estudios de la FAO y de otros organismo

s internacionales, las mujeres rurales constituyen más del 40 por ciento de la fuerza laboral  en países considerados en desarrollo, como es el caso de México, donde informes del INEGI aseguran que administran alrededor de 7.1 millones de hectáreas.

Consideró que en la medida en que las mujeres cuenten con recursos financieros y apoyos gubernamentales para crear y fortalecer infraestructura, sistemas de mercados y una mayor inter-relación entre la población urbana con la población rural, se podrá aumentar el empleo, dinamizar los ingresos y subir los índices de productividad agrícola, ganadera, agroindustrial y pesquera en parámetros que van del 20 al 30 por ciento.

Para la CNC, afirmó, las mujeres son activos permanentes que requieren legitimar sus aspiraciones a ocupar cargos de liderazgo en nuestra organización y en el resto de la sociedad. Un avance de ello, es la disposición del Presidente Peña Nieto de postular para el Congreso al 50 por ciento de mujeres como candidatas a diputadas y senadoras.

Sostuvo también que las mujeres que viven en el área rural del país, son las más afectadas, junto con sus hijos, por la carestía alimentaria, la pérdida de las cosechas y los siniestros naturales, lo que repercute en una mayor pobreza rural.

Sánchez García dijo que la CNC seguirá en su lucha por todo el país para reivindicar los derechos de las mujeres rurales que se enfrentan a la pobreza por sus bajos ingresos y desempleo y, en la mayoría de ocasiones, sufren por discriminación.

El líder de la CNC reconoció, no obstante, que por primera vez en las últimas décadas la mujer rural tendrá oportunidad de participar en el desarrollo de proyectos productivos en el campo, no como excepción sino en el ejercicio de sus derechos como principal responsable de su familia; al mismo tiempo que es factor principal en la cruzada nacional contra el hambre.

Gerardo Sánchez García destacó, como motivo de la celebración del próximo 8 de marzo, que es hora de que las mujeres participen más activamente en labores de dirección de programas encaminados al mejoramiento de las condiciones de vida de las familias rurales y en proyectos de inversión, de producción y productividad.

Sostuvo que las mujeres campesinas tienen una alta capacidad de trabajo, de sentido de responsabilidad y honestidad; de cumplimiento de sus obligaciones familiares, de administración y dirección de proyectos productivos, pero estas cualidades no han sido valoradas en su justa dimensión.

El legislador cenecista expresó su reconocimiento y homenaje a más de 12 millones de mujeres campesinas que día a día, dijo, luchan por llevar el alimento a sus familias, cohesionar el tejido social, preservar el sentido de pertenencia de sus comunidades y ser factor de unidad familiar.

El senador guanajuatense calificó de injusto que más de 900 mil madres campesinas se vean obligadas a fungir como jefas de familia, debido principalmente a que los padres dejan a sus mujeres e hijos en la orfandad por irse en busca de oportunidades de trabajo a las ciudades o a los Estados Unidos.

Finalmente, consideró necesario revisar la política en materia de derechos agrarios, ya que menos de 600 mil mujeres poseen certificados o títulos de propiedad, en un universo de 6 millones de ejidatarios, comuneros y colonos; es decir, alrededor del 10 por ciento del total.

Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.