Espectáculos

Estrenarán documental sobre el intento de asesinato de Gustavo Díaz Ordaz

Carlos Castañeda de la Fuente fue obligado a asumir la responsabilidad legal por haber intentado asesinar al ex presidente Gustavo Díaz Ordaz y fue internado en el hospital psiquiátrico de La Castañeda. Los detalles de su caso son mostrados en el documental El paciente interno, dirigido por Alejandro Solar, y que se estrenará el 4 de octubre en la capital del país.
La cinta es producida por el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) y la Universidad Nacional Autónoma de México, a través del programa ópera prima del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC); la estrategia de difusión incluye ser proyectada primero en el circuito cultural de la capital del país, para luego presentarse en ciudades como Guadalajara y Monterrey.
En entrevista con Conaculta, Alejandro Solar aclaró que la represión en Tlatelolco en 1968 es sólo el punto de partida para el desarrollo de esta historia, pues el intento de magnicidio cometido por Carlos Castañeda de la Fuente era en represalia por lo ocurrido en ese año.
Dijo que la idea de esta película se originó con una nota que encontró en un periódico de circulación nacional en el año 2004, en la cual se daba cuenta de la historia de un indigente que aseguraba ser quien había intentado matar el ex presidente Gustavo Díaz Ordaz.
Alejandro Solar agregó que al enterarse de esta anécdota investigó quién era ese personaje y su verdadera historia. Por su hermano tuvo acceso a documentos de su detención, así como a los diagnósticos emitidos por los psiquiatras que lo atendieron, a mediados de los años 70. Posteriormente se dio a la tarea de realizar varias entrevistas con expertos e intentar ubicar a Carlos Castañeda de la Fuente.
Tras varios meses de búsqueda y trabajo de preproducción de documental, logró encontrarlo y platicar con él, para así incluir sus testimonios y completar el contenido de la película.
«Desde el principio plantee tres finales, uno en el que él no estaba, otro donde lograba filmarlo y el último, lograr hacer que hablara, pues en el proceso de búsqueda me encontré con que las personas que lo conocen se sorprendían cuando les planteaba mi proyecto de entrevista, pues ahora está afectado de sus facultades y le cuesta mucho trabajo articular palabras.
«Estaba seguro de que nada iba a impedirme realizar este documental, porque la historia de este hombre es una alegoría de lo que ocurre en el país, en el sentido de que él fue castigado por intentar comentar un asesinato, lo cual es reprobable, pero a quien intentó matar sólo la historia lo ha juzgado, lo ocurrido bajo su administración es uno de los periodos más oscuros en la historia de México. Me pregunto entonces ¿quién es el enfermo mental?».
Alejandro Solar resaltó que el propósito de su película es generar una reflexión en el espectador, a quien puede o no gustarle la cinta, pero que no puede quedar indiferente. En particular le interesa llegar a los jóvenes para generar en ellos el conocimiento de una parte de la historia del país que se muestra poco.
Carlos Castañeda de la Fuente es una de las víctimas de la llamada «guerra sucia» que ejerció el gobierno en los años 60 y 70, en la cual desaparecieron docenas de personas quienes manifestaron abiertamente su rechazo y crítica al gobierno de aquellos años.
El personaje central del documental estuvo interno en el pabellón 5 del hospital psiquiátrico La Castañeda. Su historia no se conocía, lo cual «es un atractivo más de la cinta», pues es una historia insólita, por el hecho intentar vengarse por lo ocurrido en el 68 y porque esta persona aún está viva.
«El documental lo presenta como la encarnación del olvido, la represión. Una colaboradora fundamental en el proyecto es Norma Ibáñez, quien tomó el caso de Carlos Castañeda de la Fuente en 1992, cuando era pasante de derecho. Gracias a ella logré contactar a los psiquiatras que lo trataron en La Castañeda. En la actualidad este indigente sufre de esquizofrenia. Fue muy difícil contactarlo, pues desaparecía a cada rato.
«Pero una vez que lo logré, tuve la oportunidad de mantener una relación continua, lo cual me permitió entrevistarlo, lo cual faltaba en la estructura del documental, pues hasta antes de contar con ese material todo me parecía como ‘sugerido’; si bien contaba con documentos sobre su paso por el psiquiátrico, e incluso con testimonios de personas que lo conocían en la calle, algo tan contundente como tenerlo frete a la cámara no existía».
Alejandro Solar comentó que si bien esta es su ópera prima, cuenta en su haber con algunos cortometrajes en los que aborda temas cotidianos desde una perspectiva social, y está por concluir su segundo largometraje, que de momento lleva el título de De la calle a la cancha, sólo hay un gol de distancia, sobre el proceso de formación de los jóvenes sin hogar, hombres que participan en el torneo mundial de futbol Homless world cup, el cual es impulsado por la FIFA y la UEFA en países del Tercer Mundo.
Cada año se realiza en algún lugar del mundo, en 2012 la sede fue México y el cineasta asistió a varios de los encuentros para conocer lo que ocurría en ellos, sobre todo cómo eran elegidos los participantes de cada equipo, que viven en condiciones de pobreza o de calle.
«Desde luego que hay muchachos y muchachas de ciudad Juárez y de Chiapas, todos con historias de vida terribles; ellos inmersos en la violencia, ejercida por sus padres y ellas, víctimas de abuso. Los representativos de México el año pasado ganaron, ellas el primer lugar y ellos, el segundo sitio. Me impactó cómo se transforman al ponerse la camiseta de nuestro país, son otros, se muestran orgullosos de ser mexicanos.
«El intento es hacer una alegoría de la realidad, pues en este caso el futbol se muestra con una interpretación totalmente distinta a como estamos acostumbramos a verlo en la televisión. El paciente interno es una alegoría reflexiva sobre el devenir del país en el siglo XX».

Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.