Internacional

Inminente nube de polvo del Sahara pone en alerta a Centroamérica

Managua.-Una nube de polvo proveniente del desierto del Sahara golpeará Centroamérica a partir del 22 de junio, lo que pondrá en riesgo a las personas con padecimientos respiratorios, divulgaron hoy organismos especializados en el clima.

El fenómeno ocurre con relativa frecuencia entre finales de la primavera y principios del otoño debido a las constantes tormentas de arena que se forman en esa vasta zona del norte de África, pero este año adquiere una especial importancia ante el embate del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, según los expertos.

En este momento, una nube de polvo proveniente del Sahara está extendida en la porción media del Océano Atlántico, con un recorrido aproximado de un poco más de 6,000 kilómetros, se espera que se desplace sobre islas del Caribe, Península de Yucatán, costas de Centroamérica, costa sureste de Estado Unidos y el litoral del Golfo de México, a partir del 21 de junio, variando el día dependiendo la región.

Estudios de la NASA con mediciones satelitales han revelado cuales son los meses en el que el polvo sahariano tiende a cruzar con mayor frecuencia el Océano Atlántico, estos son durante junio y julio. Uno de los efectos visuales que nos ofrece este fenómeno es que se pueden producir algunas puestas de sol deslumbrantes.

Por ese motivo las autoridades sanitarias recomiendan a los pacientes, tantos de Covid-19 como de asma u otras enfermedades de esa índole, extremar las medidas de seguridad para evitar un agravamiento en su condición.

De igual forma, los especialistas informaron que la llegada de esta nube al territorio centroamericano traerá aparejado un ambiente seco y caluroso que reducirá las precipitaciones e inhibirá la formación de ciclones tropicales en la zona.

Esta capa de partículas que viaja por la atmósfera se caracteriza por traer una masa de aire caliente con muy poca humedad, la cual contiene materiales biológicos y químicos -como hongos, bacterias, virus, esporas, ácaros, pesticidas-, que resultan potencialmente dañinos a la salud respiratoria.

Sin embargo, también constituye el mayor fertilizante natural de los bosques, principalmente en la región amazónica, pues es rico en carbonatos, nitratos, calcio, magnesio, entre otros componentes.

Aunque en muchas ocasiones resulta imperceptible a simple vista, se sugiere el uso de lentes protectores, mascarilla, lavarse las manos, no tocarse los ojos con las manos y utilizar ropa cubierta, además de cubrir alimentos y agua para evitar su contaminación.

Author Details
Somos un espacio informativo donde pretendemos acercar las inquietudes de la población a las soluciones del gobierno. Diciendo las cosas como son, Al Chile… Poblano! Al Chile… Poblano!
×
Somos un espacio informativo donde pretendemos acercar las inquietudes de la población a las soluciones del gobierno. Diciendo las cosas como son, Al Chile… Poblano! Al Chile… Poblano!

Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.