La Biblioteca Vasconcelos abre al público el Centro de Documentación y Biblioteca de la CNDH

  • Las y los usuarios podrán consultar este acervo integrado por  más de 28 mil títulos y poco más de mil 89 revistas y audiovisuales
  • El acervo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos cuenta con un espacio amplio, digno, cómodo y de fácil acceso

A partir de hoy, 29 de febrero de 2024, el acervo bibliográfico del Centro de Documentación y Biblioteca (CDyB) de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) queda a disposición de las personas usuarias de la Biblioteca Vasconcelos.

Los 28,344 títulos y 60,089 volúmenes de materiales audiovisuales y revistas del acervo del CDyB se reciben en comodato para enriquecer el propio acervo de la Vasconcelos, que a la fecha contiene más de 600 mil libros y materiales multimedia, así como obras en sistema Braille y una amplia oferta destinada al público infantil y juvenil.

Durante el evento de inauguración, la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, manifestó que existe un compromiso de cuidar y difundir los materiales especializados en Derechos Humanos que a partir de hoy resguarda la Biblioteca Vasconcelos.

La titular de la dependencia recordó que el acceso a la cultura es un derecho humano, garantizado en la Constitución, por lo que existe un vínculo sólido entre ambas instituciones y que se manifiesta en acciones como esta. Asimismo, agradeció a la titular de la CNDH, Rosario Ibarra de Piedra, por la confianza para que este acervo llegue a la Biblioteca Vasconcelos, la más grande de México y una de las más visitadas.

“Pueden tener certeza de que este acervo va a estar vivo, muy consultado, y seguramente dialogará con otros libros que alberga la Biblioteca Vasconcelos y que también han narrado esos dolores, como La noche de Tlatelolco, de Elena Poniatowska… Lo que más sirve a través de la cultura es construir paz y prevenir violencia. Es ahí donde podemos hacer esfuerzo conjunto para un país más justo, en armonía, que se está construyendo desde la cuarta transformación, desde lo más profundo de su dolor, convirtiéndolo en esperanza”.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, María del Rosario Piedra Ibarra, indicó: “Resguardar los testimonios y las publicaciones en materia de Derechos Humanos no solo es un acto de justicia sino de resistencia frente a la impunidad y el olvido, en un contexto donde los derechos humanos han sido constantemente vulnerados”.

También celebró el esfuerzo colectivo de la CNDH y la Secretaría de Cultura federal para rescatar las obras que integran este archivo y acercarlas a las y los estudiantes, investigadores y público en general, en las condiciones dignas que ofrece esta biblioteca.

El CDyB de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se creó a principios de 1991 como una unidad de información y apoyo al personal de esta institución y al público en general para labores de investigación, estudio, enseñanza y divulgación de los derechos humanos.

Hace más de un año, la CNDH, junto con la Dirección General de Bibliotecas (DGB) de la Secretaría de Cultura federal y la Biblioteca Vasconcelos iniciaron el proyecto de trasladar el acervo del CDyB a su nueva sede, al norte de la Ciudad de México, con el objetivo de acercar la búsqueda, consulta y lectura del material bibliográfico en un espacio digno, cómodo y de fácil acceso.

“El saber universal puede estar contenido en una biblioteca. Sin embargo, el humanismo al que aspira ha resultado insuficiente para impedir las ignominias cotidianas y perenes de la ignorancia”, reflexionó durante su intervención el titular de la DGB, Rodrigo Borja Torres. “El hecho de que un acervo institucional de suma relevancia como este se mude a la biblioteca Vasconcelos, no solo implica posibilitar una mejor defensa de los derechos humanos en el país, sino apuntalar esta vocación desde los ámbitos del saber y la libertad”.

A esta alianza le seguirá un programa de actividades académico-culturales, cuyas fechas y horarios se divulgarán en próximas fechas y que tendrán como objetivo posibilitar la exigencia, el ejercicio y la defensa de los derechos a partir del conocimiento, la reflexión y el análisis crítico.

Ala par, se afianzan las relaciones interinstitucionales de la CNDH con la Secretaría de Cultura federal y su Dirección General de Bibliotecas y la Biblioteca Vasconcelos, en un esfuerzo conjunto donde el Centro Nacional de Derechos Humanos “Rosario Ibarra de Piedra” engarza sus actividades en el marco del Plan Estratégico de Cultura de Paz y Derechos Humanos, y complementa las acciones de la campaña #HazMásPaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba