Nacional

México, comprometido con la regeneración de la capa de ozono

La capa de ozono está dando muestras de recuperación. A casi tres décadas de la firma del Protocolo de Montreal, los países firmantes han avanzado en la supresión del consumo, control y destrucción de las Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (SAO). Estudios científicos recientes han detectado signos de mejoría en los niveles de ozono de las capas altas de la atmósfera. La Dra. Susan Solomon del Massachusetts Institute of Technology (MIT), informó que en septiembre de 2015 el agujero en la capa de ozono sobre la Antártida registró una reducción de cuatro millones de kilómetros cuadrados con respecto al mismo mes de 2000.

México ha suprimido, a la fecha, el 97.5% del consumo de las sustancias que dañan la capa de ozono eliminando totalmente la utilización de los clorofluorocarbonos (CFC), del tetracloruro de carbono (CTC), de los halones y del bromuro de metilo (ver gráfica). Al día de hoy, sólo los hidroclorofluorocarbonos (HCFC) se siguen utilizando. Estas sustancias se ubican principalmente en aires acondicionados, agentes solventes y sistemas de aislamiento térmico.

A fin de avanzar en la reducción de su empleo, la SEMARNAT instrumenta el Plan Nacional de Eliminación de HCFC que, en su segunda fase, ha eliminado el 43% del consumo de HCFC en nuestro país. El consumo actual de HCFC en México es de 8,269 toneladas, masa que posee un potencial de calentamiento global equivalente a 10.1 mega toneladas de CO2. Reducir la utilización de los HCFC contribuye, por lo tanto, a la mitigación del cambio climático.

La meta del Plan Nacional de Eliminación de HCFC es la eliminación del 67.5% al 2022 del consumo registrado en 2008. Al día de hoy México ha suprimido el 43% del consumo de estas sustancias, particularmente en la fabricación de espumas de poliuretano, equipos de refrigeración doméstica y comercial, así como en aerosoles.

Además, se realiza una intensa campaña de capacitación entre los técnicos que utilizan los HCFC como agentes de limpieza o en aires acondicionados para que los sustituyan por sustancias que, además de ser más eficientes desde el punto de vista energético, no dañen la capa de ozono.

Un motivo más de celebración en este Día mundial de la protección a la capa de ozono es que México ha destruido las primeras 74 toneladas de Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (SAO), mediante una tecnología de punta “Arco de Plasma de Argón”, en cuya operación no se generan contaminantes a la atmósfera.

Con el apoyo del Protocolo de Montreal, México espera destruir en los próximos meses más de 60 toneladas adicionales de SAO, lo que nos posicionará como un país que ha sabido desarrollar correctamente un modelo sustentable para el manejo y destrucción de las SAO. Seremos también el primer país de América Latina en contar con instalaciones y tecnología de punta para la disposición adecuada de este tipo de sustancias.

México impulsa una enmienda al Protocolo de Montreal para controlar el consumo y producción de hidrofluorocarbonos (HFC), sustancias que, si bien han venido a sustituir a los CFC y HCFC, poseen alto potencial de calentamiento global. De alcanzarse un acuerdo, se lograría una reducción estimada de 0.5 grados de la temperatura global a finales del presente siglo. Con estos logros México da cumplimiento a los acuerdos del Protocolo de Montreal y da un paso más en la protección de la capa de ozono y la mitigación del cambio climático.

Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.