Niñas y niños del Semillero creativo de música de Mérida llenaron el Palacio Catón con obras de Liszt, Beethoven y Bizet

  • Dicha presentación se realizó en el marco de la gira de trabajo de la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero por la capital del estado de Yucatán

Una selección de 26 niñas y niños pertenecientes a la Orquesta comunitaria de cuerdas “Renacer” de Mérida, Yucatán, realizó este jueves 4 de agosto una exhibición musical, en la Capilla del Palacio Catón, sede del Museo Regional de Antropología de Yucatán, donde mostraron cómo a través del programa Cultura Comunitaria, impulsado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, se ha incentivado que más de 10 mil niñas y niños de todo el país inicien su desarrollo integral mediante alguna disciplina artística, en este caso de la música, y a su vez transformen su perspectiva de vida.

Fue así como uno de los tres Liebesträume (en español Sueños de amor) de Franz Liszt; Los toreadores de la ópera Carmen, de Georges Bizet; la Oda a la alegría (IV movimiento) de la Sinfonía núm. 9, de Ludwig van Beethoven; y el Canon, de Johann Pachelbel, sonaron durante este concierto realizado en el marco de la gira de trabajo de la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero, por este estado del sureste mexicano.

Previo a la presentación, la encargada de la política cultural del país dirigió un mensaje a las y los noveles músicos, donde afirmó que ellas y ellos “son parte de una revolución cultural que está pasando en los lugares más apartados, donde nunca llegaba la cultura como un derecho. Se creía quizá que las artes y la cultura eran privilegio para unos cuantos”.

Destacó que los Semilleros creativos del programa Cultura Comunitaria es el más importante de la dependencia a su cargo; en estos grupos de creación participan más de 12 mil niñas y niños del país. “Sabemos que es la semilla más profunda que podemos sembrar, y este no es solamente el futuro, es el presente”.

Alejandra Frausto Guerrero afirmó que la música es un lenguaje universal, además de ser una poderosa herramienta para transformar su realidad.

En su oportunidad, la secretaria de la Cultura y las Artes del estado de Yucatán, Loreto Villanueva Trujillo, afirmó: “Les felicito porque ese esfuerzo que están haciendo va a ser redundante en su formación, en su personalidad, va a ser algo muy importante en su vida”.

Agradeció a la secretaria Alejandra Frausto Guerrero por la visita a Yucatán y el interés que la dependencia a su cargo tiene por cuidar el patrimonio. De igual forma, refrendó el compromiso “para trabajar en función de la cultura y el arte, en función de que a todas las yucatecas y los yucatecos tengan acceso a ese derecho, el derecho que tenemos al arte y la cultura”.

Cabe señalar que la Orquesta comunitaria de cuerdas “Renacer” es uno de los 93 Semilleros creativos de música, impulsados por el Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM), mediante el programa Cultura Comunitaria, de la Dirección General de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura federal. A nivel nacional hay 329 Semilleros creativos de teatro, danza, circo, literatura, artes plásticas, música, escritura, y cine, repartidos en las 32 entidades del país.

El objetivo de estos grupos de formación y creación artística comunitaria para infancias y juventudes del país es facilitar el acceso a los derechos culturales e impulsar su desarrollo artístico y personal en medio de un ambiente de cordialidad y respeto entre sus participantes. Una muestra de ello es esta orquesta comunitaria que, a decir de su director musical, Alexis Arango, que en diversas etapas ha tenido que reinventarse y persistir para continuar con su labor.

“La mayoría de los 60 integrantes son niñas y niños que aprendieron a tocar un instrumento durante la contingencia sanitaria provocada por la COVID-19, quienes encontraron en la práctica musical un espacio en el cual desarrollarse y sobre todo encontrarse con más compañeros con quienes compartir el gusto por la música y las artes; para las y los integrantes de esta orquesta, proyectos como el Magno evento de Cultura Comunitaria “Tengo un sueño” les ha permitido extender sus horizontes y saber que hay más jóvenes interesados en tocar un instrumentos en todo el país”, concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba