Nacional

Tras muerte de funcionaria y contagios en el gabinete extreman protocolo cercano a AMLO

Sana distancia, sanitización previa de los espacios, uso de cubrebocas y realización de pruebas periódicas, forman parte de las medidas para evitar contagios de COVID-19 en las reuniones a las que asiste el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, algunas de ellas no se realizan como lo indica el documento.

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, dio a conocer esta mañana el protocolo sanitario que se aplica y destacó que no “ha habido gran alama” en el gabinete y descartó una cadena de contagios.

Al menos dos reporteros que cubren la fuente presidencial han enfermado de COVID en las últimas semanas. Apenas el 10 de enero, el coordinador general de Comunicación Social de Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, informó que dio positivo a COVID-19.

Dos días antes, Jesús Ramírez estuvo presente durante la conferencia matutina del presidente, y estuvo a una distancia aproximada de 30 centímetros del mandatario.

Más tarde acudió a la reunión del gabinete de Salud, donde se fotografió sin cubrebocas junto con la maestra Delfina Gómez; el administrador de Aduanas, Horacio Durarte y con el diputado federal Pedro Zenteno.

Jesús Ramírez, por ejemplo, incumplió con el protocolo al tomarse la foto sin sana distancia y sin cubrebocas durante esa reunión del gabinete de Salud.

El 11 de enero falleció Leticia Ánimas Vargas, coordinadora Nacional del Programa de Becas para el Bienestar Benito Juárez, la primera funcionaria del gobierno federal que muere a consecuencia de COVID.

De acuerdo con el protocolo de salud, en cada reunión debe haber una distancia entre los participantes de mínimo 1.5 metros, aunque ahora, dijo Alcocer, se hizo un ajuste y la distancia deberá ser de mínimo de 2 metros.

 “Este distanciamiento dese luego se respeta, solo hay que volverlo a recordar”, señaló Alcocer.

El protocolo de reuniones promueve la preferencia de las reuniones virtuales mediante videoconferencia, de no ser posible, deben utilizarse espacios amplios que permitan la ventilación.

Desde el inicio de la epidemia algunos gobernadores han optado por las videoconferencias, con la posibilidad de que los reporteros sigan cuestionado a los funcionarios, pero el mandatario continúa con sus conferencias presenciales.

También indica que se debe realizar la limpieza diaria del inmueble, y limpieza constante de micrófonos, apuntadores y toda herramienta o utensilio de uso común entre los participantes, disminuyendo en lo posible su uso compartido.

El documento detalla que si alguna de las personas convocadas presenta signos y síntomas de enfermedad respiratoria, o es un caso confirmado y activo de COVID-19 (inicio de síntomas en los últimos 14 días), debe reportarlo inmediatamente y abstenerse de acudir a la reunión.

“Temperatura, cansancio, molestias en la garganta, tos y estornudo es suficiente para no entrar”, comentó Alcocer.

Cada persona tiene que haber pasado satisfactoriamente el filtro sanitario para poder ingresar a la reunión. Cada entrada y salida debe realizarse en bloques.

“Deberá negarse el acceso a la reunión a cualquier persona que no desee ser sometida al filtro de supervisión sanitaria”, detalla.

Además, debe tener un uso adecuado de cubrebocas de tela o desechable, sobre todo en aquellas personas que por sus actividades al interior de la reunión no le permitan mantener la sana distancia en todo momento.

A decir de Alcocer, el uso de cubrebocas es una recomendación que se utiliza para aquellos que tuvieran algún síntoma y pudieran transmitir alguna enfermedad contagiosa como influenza u otra enfermedad respiratoria de la temporada.

Otras recomendaciones son: uso permanente de alcohol gel, sobre todo al intercambiar documentos u herramientas como micrófonos, apuntadores, bolígrafos, etc, cumplir con la etiqueta respiratoria al toser o estornudar.

Alcocer también destacó que desde mediados del año 2020 se tiene implementada la toma de muestra semanal, para búsqueda de virus SARS-CoV-2, al equipo presidencial, incluido el mandatario para identificar de manera oportuna la presencia de personas contagiadas o portadores del virus que pudieran iniciar una cadena de transmisión al interior del grupo.

Las pruebas semanales, dijo, son una decisión personal. Esta actividad se realiza todos los martes en instalaciones de Palacio Nacional, por lo que bastará notificarlos a la Secretaría de Salud para incluirlos en los listados correspondientes, así como estar presentes físicamente el día mencionado para la toma de muestra.

¿Qué procede cuando hay un contacto con un positivo a COVID?

“Lo primero es contactar a la persona con la infección, ratificarse con la prueba y de inmediato hacer un análisis de con quién estuvo en siete días, y hacer un círculo (familiar y laboral), como es aquí, y de otras reuniones que se tienen, aislarse 15 días, y es lo que se ha hecho con Jesús y otros compañeros”, respondió Alcocer.

Arturo Herrera, secretario de Hacienda; Irma Eréndira Sandoval, titular de la Secretaría de la Función Pública; Ricardo Sheffield, titular de la Profeco, y Zoé Robledo, director del IMSS, son algunos funcionarios que han dado positivo a COVID.

Author Details
Somos un espacio informativo donde pretendemos acercar las inquietudes de la población a las soluciones del gobierno. Diciendo las cosas como son, Al Chile… Poblano! Al Chile… Poblano!
×
Somos un espacio informativo donde pretendemos acercar las inquietudes de la población a las soluciones del gobierno. Diciendo las cosas como son, Al Chile… Poblano! Al Chile… Poblano!

Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.