Más de 250 000 familias rurales brasileñas superaron la pobreza entre 2016 y 2022 gracias al apoyo del FIDA

Roma/Brasilia. – Los proyectos financiados por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de las Naciones Unidas ayudaron a superar la pobreza a unas 257 000 familias rurales en Brasil entre 2016 y 2022, según un informe sobre la implementación de la Estrategia país del FIDA para Brasil entre 2016 y 2022 (conocida como COSOP, por sus siglas en inglés), presentado hoy al Gobierno brasileño en Brasilia.

Durante ese período, y gracias a la capacidad del FIDA de convocar a múltiples cofinanciadores nacionales, los seis proyectos de desarrollo rural apoyados por el Fondo invirtieron un importe total de USD 453 millones de dólares, de los cuales 141 millones procedentes del FIDA. Es decir, por cada dólar invertido en Brasil, el FIDA movilizó dos dólares adicionales para fomentar el desarrollo rural en las zonas rurales más empobrecidas del país.

«Brasil es nuestro mayor programa de país en América Latina y el Caribe, no solo por el tamaño del país y su economía, sino por el círculo virtuoso que ha creado al dar una alta prioridad gubernamental al desarrollo rural y por el excelente desempeño de los proyectos», dijo Rossana Polastri, Directora Regional del FIDA para América Latina y el Caribe. «Esto ha sido posible gracias al fuerte compromiso de las autoridades federales y estatales con la agricultura familiar como vía para que las poblaciones rurales pobres puedan salir de la pobreza, y al apoyo del equipo del FIDA en el país.»

Los logros alcanzados por los proyectos han sido notables. La tasa de pobreza de las familias participantes se redujo del 50 % al 36 %, un impacto impresionante, especialmente si se tiene en cuenta la fuerte sequía que ha azotado el noreste semiárido en los últimos años y los efectos de la pandemia del COVID-19. La revisión del COSOP considera que la ejecución de la estrategia fue pertinente y eficaz.

El análisis ofrece esperanza en un momento difícil en el camino hacia la eliminación de la pobreza en Brasil. Tras un descenso de las tasas de pobreza y pobreza extrema del 41,7 % al 17,7 %, durante los años 2003-2014, esta tendencia se ha invertido en los últimos años, llevando la tasa de pobreza nacional al 19,4 % en 2019, según el Estudio Económico de Brasil de la OCDE (diciembre de 2020).

Pese a ser la mayor economía de América Latina y el Caribe, Brasil se enfrenta a una persistente desigualdad, y todavía cuenta con grandes focos de pobreza en todo el país, sobre todo en el noreste, donde vive casi el 60 % de los brasileños en situación de extrema pobreza.

La región semiárida del noreste, conocida como sertão, ha sido el centro de las intervenciones apoyadas por el FIDA. Sin embargo, el Fondo ha identificado otras regiones con altas proporciones de personas que viven en la pobreza y con índices críticos de inseguridad alimentaria. Uno de los proyectos más recientes apoyados por el FIDA, el Proyecto de Gestión Sostenible de la Amazonia (PAGES), desarrollado para reducir la pobreza rural y, al mismo tiempo, disminuir la deforestación y la degradación medioambiental en esta región. El PAGES empezará pronto a ejecutarse en la región amazónica del Estado de Maranhão.

La estrategia del FIDA para Brasil 2016-2022 definió tres objetivos principales: mejorar la producción agrícola y el acceso de los agricultores familiares a los mercados para contribuir a la seguridad alimentaria y nutricional del país; mejorar las políticas públicas y los programas dedicados a la agricultura familiar, y fortalecer la capacidad de las instituciones gubernamentales y de las organizaciones rurales para implementar políticas y programas.

De los seis proyectos de inversión ejecutados en el noreste, tres se han completado recientemente, y el PAGES estará plenamente operativo en septiembre de este año. Así mismo, otros cinco proyectos se encuentran en fase de diseño y conceptualización.

Los COSOP del FIDA son estrategias a medio plazo que identifican los principales objetivos y resultados de desarrollo que el FIDA pretende alcanzar en cada país en concreto. Elaborados conjuntamente con los gobiernos nacionales, los COSOP se basan en los objetivos de desarrollo y las estrategias de reducción de la pobreza rural de los países.

El informe, preparado por la División de América Latina y el Caribe del FIDA, incorporará las contribuciones del Gobierno de Brasil y servirá de base para la preparación de la nueva estrategia de país el año próximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba