Putin ordena atacar civiles y niños de Dnipro en Ucrania

El portavoz del Mando de las Fuerzas Aéreas ucranianas, Yuriy Ihnat, instó hoy a la comunidad internacional a condenar enérgicamente el uso de misiles Kh-22 contra la población civil, como el que dejó al menos 23 muertos y más de 70 heridos ayer en la ciudad de Dnipro.

”El uso de un misil de este tipo en una ciudad densamente poblada es, de hecho, terrorismo contra la población civil. Se trata de un misil Kh-22, un antiguo misil soviético, desarrollado todavía en la Unión Soviética, que tanto dolor causó ayer a los residentes de Dnipro”, dijo Ihnat en un programa de la televisión ucraniana, citado por Ukrinform.

También se refirió al ataque con misiles contra un centro comercial en la ciudad de Kremenchuk en junio pasado que dejó veinte muertos.

”Lo que ocurrió en Kremenchuk, en Dnipró y en otras ciudades donde se utilizó este misil debe ser condenado por la comunidad mundial de la forma más enérgica”, instó.

Recordó que las fuerzas rusas ya han utilizado más de 210 misiles de este tipo en Ucrania desde el comienzo de la invasión a gran escala el pasado 24 de febrero.

Añadió que para destruir estos misiles, Ucrania necesitan sistemas modernos de defensa antiaérea capaces de atacar objetivos balísticos: los Iskander, posibles misiles de fabricación iraní, si Rusia los recibe, y también uno de los misiles más potentes e imprecisos, como es el Kh-22.

”Llevamos más de medio año diciendo que no derribamos misiles Kh-22. Derribamos Kalibr, Kh-101, Kh-555, Kh-59. El hecho de que no derribamos misiles Kh-22 es obvio, es imposible derribarlos, el radar no puede captar este objetivo y no lo puede acertar”, explicó.

En tanto, la cifra de víctimas mortales en el ataque ruso con un misil Kh-22 en la tarde de ayer a un edificio residencial de varias plantas en Dnipró aumentó a 23.

”Según el Servicio Estatal de Emergencias, hasta las 13:00 se sabe de 23 muertos, entre ellos un niño; 72 personas resultaron heridas, entre ellas 13 niños”, según un comunicado del ayuntamiento de Dnipró.

Además, 39 personas pudieron ser rescatadas, entre ellas seis niños, y 43 personas constan como desaparecidas.

El impacto del misil destruyó 72 apartamentos correspondientes a dos bloques de escaleras y dejó daños en más de 230 viviendas.

Los residentes de 236 apartamentos, que corresponde a más de 400 personas, posiblemente tendrán que ser realojados.

Rusia aseguró hoy que avanza en las afueras al norte de la ciudad ucraniana de Bakhmut, en la región oriental de Donetsk, y la estación de tren Sol, al oeste de la localidad de Soledar, que Moscú dio por tomada la noche del pasado día 12.

El Ministerio ruso de Defensa indicó en su parte bélico diario que, en la dirección de Donetsk, las tropas rusas “prosiguieron el éxito en la dirección de las afueras del norte de la ciudad de Artemovsk (Bajmut) de la República Popular de Donetsk y la estación de tren Sol”.

El portavoz castrense, teniente general Ígor Konashénkov, sostuvo que más de 80 militares ucranianos, dos tanques, tres vehículos blindados de combate y tres automóviles fueron destruidos en este frente en las últimas 24 horas.

Defensa asegura que, la toma de Soledar, que Ucrania niega, permitirá cortar las rutas de abastecimiento de las tropas ucranianas en la vecina Bajmut y cercar a las fuerzas de Kiev en esa urbe.

Rusia intenta desde hace meses tomar sin éxito Bakhmut, situada a unos 60 y 45 kilómetros al sureste de los bastiones ucranianos de Kramatorsk y Sloviansk, respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba