Rechazan maltratos contra embarazadas inmigrantes detenidas en EE.UU.

Washington.- Diferentes embarazadas han recibido maltratos en centros de detención de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, denunció la organización norteamericana March of Dimes, a favor del cuidado de la salud de madres y niños.

Según Stacey Stewart, presidenta de la entidad, bajo ninguna circunstancia resulta aceptable negar atención médica imprescindible o encadenar a gestantes, sin importar su estatus migratorio.

En un comunicado, Stewart apuntó que está horrorizada por las informaciones divulgadas por el sitio digital BuzzFeed News sobre los daños a las futuras progenitoras mientras se resuelve su situación.

También calificó de intolerable la falta de sistemática protección de salud básica a las féminas y los menores en custodia de la administración del presidente estadounidense, Donald Trump.

Desde mayo pasado, el Gobierno aplica la llamada ‘tolerancia cero’ hacia inmigrantes sin papeles, la cual establece que cualquier detenido al cruzar ilegalmente la frontera con México será acusado de cargos criminales. Como parte de esa medida, rechazada a nivel nacional y foráneo, más de dos mil 500 niños fueron separados del lado de sus progenitores, de acuerdo con datos oficiales.

Para frenar la división familiar y ante la presión de diversas voces, Trump firmó el pasado 20 de junio una orden ejecutiva, pero quedaron fuera de la disposición quienes ya sufrieron tal práctica.

Menos de una semana después, el juez federal Dana Sabraw, de California, ordenó a la administración que procediera con la reunificación de familias separadas, algo cumplido de manera muy limitada hasta ahora.

March of Dimes pidió al Departamento de Seguridad Nacional garantizar que todos los empleados, contratistas e instalaciones del Gobierno cumplan con las guías y políticas actuales sobre la detención, la restricción y la prestación de atención médica a las embarazadas.

Asimismo, reclamó al Congreso estadounidense que inicie investigaciones sobre las denuncias de los maltratos, que violan las directrices legislativas y las guías de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.