Un millón de estudiantes menos en universidades de EU por COVID-19

Más de un millón de estudiantes menos se inscribieron en las universidades del país comparados con quienes estaban buscando una educación universitaria previo a la pandemia. De acuerdo con un estudio realizado por la fundación no gubernamental National Student Clearinghouse, las universidades y centros de estudios terciarios de los Estados Unidos vieron al menos 500 mil estudiantes menos inscribirse en 2021, acrecentando un fenómeno iniciado en el otoño de 2020.

“De verdad da miedo. En lugar de empezar a llenar los huecos que vimos en 2020, el fenómeno crece con menos personas inscribiéndose en las universidades”, indicaba Doug Shapiro, quien está al frente de la fundación que llevó adelante el estudio.

Si se compara con el otoño de 2019 (que es cuando comienza el año escolar en los Estados Unidos), que es el último año lectivo previo a la pandemia, las inscripciones a carreras de grado disminuyeron en un 6,6 por ciento. Este descenso representa el número más bajo de nuevas inscripciones en un período de dos años en los últimos 50 años. Hasta ahora, anualmente, la tendencia siempre era al alza, cada vez más personas buscaban una educación universitaria.

Los llamados colegios comunitarios (institutos que en general ofrecen títulos terciarios a un precio mucho más bajo que el de las universidades) vieron el fenómeno de manera aún más pronunciada. En el mismo período de tiempo, las inscripciones allí disminuyeron un 13 por ciento.

“Podemos estar ante el comienzo de una nueva generación que se está replanteando el valor de un título universitario. Si ese fuera el caso, el tema es aún mucho más complejo que una consecuencia de la pandemia”, analizaba Shapiro.

En el estudio se destaca que buena parte de la falta de motivación para ir a la universidad tiene que ver con que las clases en línea no ofrecen la experiencia universitaria completa. Sobre todo para aquellos miles de estudiantes que Estados Unidos dejan en hogar paterno para trasladarse a otra ciudad en busca de una educación universitaria, tomar clases en sus computadoras desde su habitación de la infancia suele desmotivarlos.

En un primer momento se pensó que la pandemia generaría un fenómeno de un año sabático para que los estudiantes regresaran a las universidades un año después, en 2021. Sin embargo, de aquellos que terminaron el colegio y estaban listos para entrar en la universidad en 2020 pero no lo hicieron, solo el 2 por ciento terminó inscribiéndose en clases en el 2021.

“La respuesta más fácil es que han encontrado empleos que los tienen satisfechos. El desempleo es bajo en este momento. El mercado laboral está bien. Se han aumentado los sueldos para trabajadores a los que no se les exige habilidades especiales. Por lo tanto este parecería ser un buen momento para que aquellos que tienen un título universitario estén haciendo algo de dinero”, explicaba Shapiro.

El salario mínimo ha aumentado en casi todos los estados. En industrias como la hotelería y los servicios, los sueldos de los puestos de trabajo que no llegan a categoría de manager han aumentado un 15 por ciento en el último año.

El fenómeno es diferente para aquellos que buscan un título de posgrado. Quizás motivados por la posibilidad de tomar clases en línea sin moverse de sus hogares, el número de estudiantes de posgrado de hecho aumentó en 2020, para luego ver un leve descenso en 2021. En total, comparado con 2019, son 11 mil estudiantes menos los que se han inscrito en escuelas de posgrado.

Redaccion

Somos un espacio informativo donde pretendemos acercar las inquietudes de la población a las soluciones del gobierno. Diciendo las cosas como son, Al Chile... Poblano!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba